Emailing para principiantes: 6 pasos ‘pro’ para automatizar emails

Emailing para principiantes: 6 pasos ‘pro’ para automatizar emails
4 (80%) 1 vote

Si te dedicas al marketing o simplemente necesitas profundizar en este aspecto para optimizar tu estrategia, te faltan horas en el día para intentar llevar a cabo todas las tareas de tu agenda y no le sacas el máximo provecho al emailing, este es tu artículo: necesitas implementar la automatización en tu campaña de ventas con email marketing y en Tu-app.net te vamos a contar cómo hacerlo.

¿Por qué?

Automatizar el envío de correos en tus campañas tiene múltiples ventajas ya que, permite personalizar y programar el envío para tus suscriptores, clientes, leads… tu audiencia en general. Por eso, el principal beneficio está en el ahorro de tiempo y de esfuerzo.

Según datos de la compañía tecnológica Experian Marketing Devices la automatización de emails genera mayores resultados y por tanto un aumento en los beneficios. Sabiendo esto sería una pena desaprovecharlo.

Entonces, ¿por qué pierdes tu tiempo enviando uno a uno cada correo pudiendo automatizar tu estrategia?

En este artículo de emailing para principiantes te doy los 6 pasos que debes seguir para automatizar tu estrategia de marketing digital. Como sabemos que este proceso no es sencillo y queremos que sea todo un éxito, hemos preparado un esquema con un flujo de trabajo para que te sirva de guía al preparar el tuyo propio y que podrás descargar al final del artículo. Si lo prefieres puedes hacerlo ya.

Sigue estos 6 pasos

1. Fija tus objetivos

Empecemos por el principio. ¿Qué quieres conseguir? Esta pregunta es la más importante. De igual manera que no podemos empezar a construir una casa por el tejado, tampoco una estrategia de emailing por la medición de resultados, así que pierde algo de tiempo en esclarecer cuáles son tus objetivos. Dependiendo de qué quieras conseguir, tu contenido, y tu estrategia en general, variará. Pero te lo voy a poner más fácil aún. ¿Qué tipos de objetivos puedes tener?

  • Aportar valor, educar

Con este objetivo tu intención es generar una confianza, un vínculo con tu audiencia. A la larga, esa relación especial, dará sus propios frutos y conseguirás que terminen por convertirse en clientes. Se trata de hacerles saber que tú tienes la solución a sus problemas, a su dolor. Es una manera de ir educándolos para que en el momento adecuado sepan que pueden contar contigo, con tu empresa o negocio, porque tu producto o servicio es lo que ellos necesitan.

  • Vender

Tu meta es la venta, pero antes de nada: no confundamos vender con venta masiva sin sentido. Recuerda que has ido generando una confianza y enseñándoles que tú tenías la solución a sus posibles problemas.

  • Follow up

Este objetivo está asociado al de la venta. Imagina que ya has enviado un primer email planteándoles el posible problema y ofreciéndoles la solución. Tu intención con este propósito es recordar, para después conseguir la venta. Al final todo gira en torno a ese objetivo.

2. Planifica tu estrategia

Una vez tengas definido tu objetivo debes pensar y organizar qué número de emails irán asociados a cada uno de ellos, con qué frecuencia se enviarán, el momento del día más adecuado y quienes recibirán según qué contenidos.

En este punto es muy importante que utilices también la segmentación. Crear un segmento con una lista de suscriptores te ayudará a planificar tus campañas.

3. Crea un contenido adecuado

Ya has definido tus objetivos, has planificado la sucesión de emails en función del tipo de suscriptor con una estructura fijada para la frecuencia y el horario de envío de esos correos. ¿Ahora qué? Es el momento de crear el contenido.

Este es uno de los pasos más importantes. No pasa nada si crees que estás invirtiendo mucho tiempo en este paso . Piensa que después de dejar todo establecido ya no tendrás que hacer nada más. El proceso estará automatizado y podrás dedicar tu tiempo a otras cosas de más valor. Suena genial, ¿verdad?

Elige uno a uno cada objetivo. Define qué suscriptores estarían en cada uno de los escalones del conocido funnel o embudo de ventas/conversión, fija la frecuencia y número total de impactos y redacta cada uno de los contenidos que irán recibiendo. Pero, ¿qué acción hará que se ponga en funcionamiento cada proceso automatizado?

4. Elige el tipo de triggers

Los triggers son la sucesión de emails automatizados que se activan como consecuencia de una acción. Elegir el tipo de triggers o eventos encadenados es un paso que debes hacer casi de manera simultánea junto con la redacción del contenido. ¿Qué tipo de triggers hay?

Existen muchos tipos pero he hecho una selección con los 10 triggers más comunes y de mayor importancia que deberías utilizar:

  • De bienvenida

Dice el refrán que “ser agradecido es de buen nacido” y es que dar las gracias es muy importante. Cuando tus suscriptores se dan de alta, que esa sería la acción, se activará la secuencia de correos que habrías fijado y que empezaría con un email de agradecimiento. Aprovecha para contar quiénes sois y qué podrán conseguir con vuestra empresa o negocio. Es el primer email que recibirán. Hay que causar buena impresión.

  • De abandono (de la página web, carrito de la compra, blog, etc.).

Tu audiencia cierra tu página web, el carrito de la compra sin haber finalizado el proceso o tu blog tras leer uno de tus artículos. Y, ¿ya está, se van a ir sin más? Puede que sea la última vez que te visiten. Hay que agotar las posibilidades o mejor dicho: las oportunidades. Según un estudio realizado por la empresa especializada en optimización de experiencias BlueKnow, enviar emails de recuperación del carro de compra 40 minutos después consigue 3 veces mayor conversión que los que lo hacen pasadas 24 horas.

  • Secuencia para vender: Funnel de ventas

Tu principal objetivo es la venta. Pero en la mayoría de casos los usuarios no compran en el primer momento. Necesitan comparar y por eso entran, miran, se van, vuelven a entrar… En esa indecisión es donde debes actuar. Mostrarles el camino para vayan bajando peldaño a peldaño por el embudo de conversión. Así que, una secuencia de emails de persuasión ayudará en ese proceso de inseguridad al usuario.

  • De recordatorio

Este tipo de correos es el que se envía cuando tu usuario, suscriptor… se ha inscrito por ejemplo a un curso, a un webinar, seminario, etc. Establecer un secuencia de envíos para que no se olviden. Al igual que tú, tus usuarios tienen la vida muy ajetreada y se les puede olvidar que se habían inscrito a tu webinar, por ejemplo, y estarías perdiendo esa oportunidad.

  • Encuesta de satisfacción

Aprovecha la oportunidad que tienes de preguntarles directamente qué les ha gustado, qué no, qué mejorarían. Recibir un feedback para conocer a tus suscriptores y poder mejorar, además de obtener información muy relevante que te será útil para segmentar y personalizar los contenidos que recibirán.

  • Curso con lecciones

Supongamos que uno de tus suscriptores se ha inscrito de manera online a un curso de venta de aplicaciones móviles. El curso consta de 10 lecciones. Cada lección incluye un artículo y un vídeo-tutorial. Este trigger tendrá establecida una secuencia de emails que recibirán, por ejemplo uno por semana, con cada uno de los temas del curso.

  • Tu último post o vídeo

A través de una newsletter puedes informar de un nuevo artículo en tu blog, o un nuevo vídeo que has publicado en tu canal de Youtube por ejemplo.

  • Actualización de producto o servicio

Tu producto o servicio ha incluido una mejora, tras una encuesta de satisfacción. Dar a conocer ese cambio, esa noticia, a través de un comunicado es muy importante. Al final esto es un canal de información que tienes y que no puedes desaprovechar.

  • Novedad

Por ejemplo, has decidido incorporar los vídeo-bots en tu web. ¡Tienes que dar la noticia! Todos tus suscriptores tienen que saberlo. Esa curiosidad innata en los seres humanos hará que no se puedan resistir.

  • Promoción especial

En este tipo de secuencia encadenada podrías incluir una promoción especial que tiene una duración determinada, como la época de Navidad, o que solo estará activa durante una fecha concreta como el día del Padre, o simplemente has lanzado una edición limitada de tu producto con un diseño especial que estará activa hasta agotar existencias.

4. Elige tu herramienta 

Cada vez hay más herramientas útiles para poner en marcha tu campaña pero a la hora de elegir cuál es la más adecuada para tu empresa o negocio debes tener en cuenta una serie de funciones que no pueden faltar:

  • Secuenciar emails

Automatizar los emails

  • Integración de formularios

Con la intención de obtener información y generar futuros leads.

  • CRM con automatización de emails o una herramienta dedicada de mailing

Se trata de que puedas almacenar toda esa información útil.

  • Landing pages

Creación de páginas de aterrizaje. Tener una es fundamental y te ayudará a conseguir más información. Siempre puedes crear más para optimizar tu estrategia.

  • Lead nurturing

Para nutrir de manera personalizada a tus clientes potenciales o buyer persona y convertirlos en clientes.

  • Medidor de resultados

Analizar tus estadísticas y generar informes propios.

  • Social Media

Compartir tus contenidos en tus redes sociales.

En esta tabla podéis ver algunas de las herramientas más utilizadas y que cumplen con todas las funciones anteriores:

5. Analiza tus resultados

 Una vez definidos tus objetivos, planificada la estrategia, creado el contenido y elegidos los triggers para cada acción, solo queda esperar los resultados. Sin duda alguna este aspecto es fundamental ya que vas a poder ver, valorar y analizar todos los datos. Éstos te servirán de guía para implementar mejoras o cambios si los resultados no son los esperados. ¿Qué datos podrás analizar?

  • Tasa de apertura

Número de emails que se han abierto.

  • Tasa de clicks

Es el porcentaje de clicks que los usuarios hacen en los enlaces insertados.

  • Número de bajas

Número de suscriptores que se dan de baja.

  • Quejas

Número de usuarios que identifica tu email como SPAM o correo no deseado.

  • Conversiones

Por ejemplo es el número de ventas que se consiguen desde tu email o la acción que signifique tu objetivo se ha cumplido.

Siempre puedes crear distintos contenidos, a modo de pruebas A/B, para comparar los resultados en función de diferencias en la frecuencia de envío, horarios, contenido, etc.

Recapitulando

  1. Fija tus objetivos

  2. Planifica tu estrategia

  3. Crea tu contenido

  4. Elige los triggers

  5. Selecciona tu herramienta

  6. Mide tus resultados

… Y NO OLVIDES descargar la infografía con el esquema que hemos creado para ti y que te ayudará con todo el proceso de automatización de tu estrategia.

¿Te ha resultado útil el artículo? ¡Déjanos tu opinión! 🙂

Jessica

Este post tiene 0 comentarios

Comentarios abiertos

Deja un comentario

Debes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.